Un año más

Bueno pues un añito más y como solemos pensar toca hacer balance de lo que ha ocurrido en estos 12 meses de atrás.
Como siempre mi vida es una montaña rusa y hay momentos de subida y momentos de bajada. Este año que ha pasado ha sido largo ha pasado de todo y he aprendido mucho.
Muchas son las ocasiones en las que me vienen a la cabeza momentos de cuando era pequeña y decía: cuando sea mayor voy a hacer esto y lo otro, cuando tenga 27 años quiero estar casada con hijos etc.
Y en esos momentos dices madre mía pues no ha cambiado mi vida desde que era pequeña y tenía esos pensamientos. De todas las cosas que quería hacer o tener con 27 años ninguna es así pero si hay algo que tengo y algo que he ido aprendiendo poco a poco, valores.
En todos estos años he aprendido mucho de la gente, he aprendido a mirar a los ojos cuando hablo con alguien y de esa manera saber como es realmente una persona, porque como sabemos: una mirada dice más que mil palabras.
He tenido muchas vivencias y de ellas he aprendido lo que me gustaría volver a vivir y lo que no.
Te pasan por la cabeza momentos vividos, momentos que no quieres recordar y notas como te duele el pecho, notas como una punzada se te clava porque lo pasaste realmente mal y por nada del mundo quieres volver a vivir eso.
Pero sobre todo en todos estos años he ido conociéndome un poquito más y es ahora cuando me he dado cuenta de ello. Me gusta pasar tiempo conmigo misma haciendo lo que a mi me gusta o me apetece. Me gusta mirarme al espejo y hablarme, darme consejo o regañarme.
Pero sobre todo me gusta que la gente me quiera por lo que soy, día a día intento perfeccionarme, intento eliminar de mi esas cosas que no me gustan y que quizá tampoco gusten a alguien pero hay algo que nunca podre quitar o cambiar y es la esencia. Todos tenemos nuestra esencia y eso es lo que le gusta a la gente que nos quiere y le gusta estar con nosotros, nuestra esencia.
Los años pasan y pasan demasiado rápido. Los 30 cada vez están más cerca. Te das cuenta que has vivido mucho pero también te das cuenta que queda mucho más por vivir y sientes curiosidad pero piensas respiras y simplemente disfrutas de lo que venga.
Con el tiempo te haces una coraza para luchar con todo lo que venga y no volver a sufrir pero al igual que es imposible ser perfecto, es imposible no sufrir. En esta vida tenemos que tener un pellizco de todo, amor, pasión, risa, lágrimas, dolor……
Estoy feliz por todo lo que he luchado, por todo lo que he logrado y sobre todo estoy contenta e ilusionada por todo lo que viene.
El mejor regalo que he podido tener este año por mi cumpleaños es estar trabajando, soy una pesada si pesadísima pero todos sabéis las ganas que tenia.
Esta noche disfrutaré de mi, me sentaré a pensar un poquito más en todo y como siempre a pensar en todos, porque sabéis que siempre estáis en mi mente que son miles las veces que me acuerdo de cada uno de vosotros y que os doy las gracias por estar ahí y por quererme como me queréis.
La próxima semana publicaré un post donde os contaré como fue el día de mi cumpleaños y los regalitos que han caído jejeje.
Gracias por estar ahí y como siempre os digo, os quiero!!!




Comentarios

Entradas populares de este blog

Mi última revisión

Mis vacaciones 2017