Las cosas empiezan a salir bien

Bueno como el título dice las cosas empiezan a salir bien, la última vez os conté que estaba esperando la resolución de mi incapacidad, pues bien gracias a dios todo pasó deprisa y la esperada carta llegó antes de lo que pensaba. Tan solo 15 días tuve que esperar para saber qué camino iba a seguir mi vida en ese momento.
Recuerdo que estaba en casa haciendo mis ejercicios como siempre y sonó el timbre, era el cartero con la carta que tanto estaba esperando. Llevaba unos días mal, triste y desganada porque no sabía cuando acabaría esta situación y cuando piensas en tirar la toalla llega la vida y te dice aun no, aguanta. 
Me senté en el sofá, respiré y empecé a leer.
Las lágrimas caían por mi cara a medida que leía cada palabra. La resolución era favorable y me concedían la incapacidad, lógicamente no podía creer que por fin tanta espera, tanta lágrima derramada había merecido la pena.
Sentí una sensación por dentro de libertad, como si te quitan un nudo de la garganta y puedes respirar, te sientes confusa y feliz al mismo tiempo.
Inmediatamente acudí al centro de salud para realizar los trámites ya que paso a ser pensionista y como no, fui a inscribirme en la oficina del Inem. 
Por fin, por fin podía trabajar, por fin puedo sentirme realizada, por fin la vida iba girando.
Y os preguntareis por que las cosas salen bien, pues porque ya tengo trabajo, en un mes empiezo a estudiar para formarme más, nuevos retos y nuevas metas para este verano y como digo la vida es sabia y sabe darte lo que necesitas en cada momento. Ya era hora que todo empezase a salir bien.
Ahora solo queda disfrutar esta nueva experiencia, todas las personas que han estado a mi lado apoyándome lógicamente me dieron la enhorabuena porque saben lo que es luchar por algo y tener tu recompensa. Porque me han visto en mis mejores y en mis peores días y porque pase lo que pase siempre están ahí.
Hay días en los que me dan algunos dolores y me asusto y mucho porque no quiero volver a pasar por esto, ya han sido dos veces y no quiero una más. En mis revisiones es donde sabré si todo sigue en su sitio pero como yo digo pase lo que pase, siempre siempre seguiré sonriendo y luchando sin rendirme porque siempre hay un motivo por el que sonreír.

La semana que viene volveré con algo un poco más largo ya que toca reflexionar sobre este año que ha pasado, no doy más pistas. Aun así gracias a todos lo que me leéis y a todos los que en privado me dais vuestra opinión. Os quiero!!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Una experiencia más en mi vida

Un año más

Mi Cumpleaños